Calle Habana, Esquina Obispo

Costosdelaimpunidad.mx Calle Habana, Esquina Obispo Image

DESCRIPCIÓN

Descubre el libro de Calle Habana, Esquina Obispo con costosdelaimpunidad.mx. Lea el PDF de Calle Habana, Esquina Obispo en su navegador de forma gratuita. Regístrate y descarga Calle Habana, Esquina Obispo y otros libros de Sonsoles Onega Salcedo.

La Habana. Cuba. Años 90. El régimen de Fidel Castro ahoga a un pueblo que pelea desarmado por su propia supervivencia. Saivy Cisneros Ballín y su hijo Sebastián protagonizan esa lucha descarnada contra el régimen. Pero de forma muy diferente. El padre, un viejo corrector de periódico, sólo tiene una obsesión: conservar, a cualquier precio, el aspecto de su vieja casa, el hogar en el que vivió con su esposa hasta que ella emigró. En una ciudad donde las fachadas se deshacen, las calles se hunden y la cartilla de racionamiento cada vez es más escasa, el hombre empeña todo cuanto tiene para mantener el exterior de su vivienda y la ilusión de la vuelta de la mujer. Sebastian, el hijo, guerrea desde las ideas, desde la disidencia perseguida por el Gobierno. Vive por y para un manifiesto que nunca llegará al dictador.Calle Habana, esquina Obispoes un retrato de la realidad cubana. Sus personajes, y la historia de sus vidas, testimonian la opresión a la que todavía son sometidos millones de cubanos. Quiere trasladar el drama y convertirse en un antídoto contra la anestesia de la memoria.

AUTOR(A)
Sonsoles Onega Salcedo
ISBN
9788495687951
FECHA
2005
DESCARGAR LEER EN LINEA

PDF Calle Habana, esquina Obispo - Septem Ediciones

La Calle Obispo se encuentra ubicada en La Habana Vieja de Cuba, o lo que fue la ciudad de intramuros en tiempos de la Muralla. Esta importante arteria tuvo su origen en el siglo XVI, en una data próxima a la fundación de la villa de San Cristóbal, es decir, en los alrededores de 1519.

PDF Calle Habana, esquina Obispo - Septem Ediciones

A partir de su encuentro con el Boulevard de Obispo, indudablemente Mercaderes se convierte en la calle más olorosa de La Habana. La puerta de la pequeña Casa de las Especias de Marco Polo deja escapar un incesante olor a aderezos importados de otras latitudes, que se venden a precios económicos.