Impunidad y reparación

  • De principios de 2015 a marzo de 2018, la CEAV ha pagado un total de 360 millones de pesos a un poco más de setecientas víctimas del crimen y de violaciones a los derechos humanos.
  • Las compensaciones por “lucro cesante” (es decir, la pérdida de ingreso monetario sufrido por la víctima como consecuencia directa del crimen o violación de derechos humanos que sufrió) han variado entre los 19 mil y los 671 mil pesos.
  • Entre enero 2015 y marzo de 2018, la CEAV había compensado a un total de 706 víctimas directas o indirectas, ya sea por daño moral o lucro cesante, con 509 mil pesos por persona en promedio.
  • Con base en la cifra promedio de compensaciones otorgada por la CEAV, y considerando los más de 29,000 homicidios en 2017 y las 4,700 desapariciones registradas en 2016, habría que destinar cerca de 15 mil millones de pesos a las víctimas de homicidio y otros 2 mil millones a las de desaparición.
  • La Unidad de Víctimas colombiana tiene un padrón de 8.6 millones de víctimas y contando, esto equivale aproximadamente al 17 % de la población total del país. Apenas han indemnizado al 11 % de ellas con un gasto de más de 3 mil millones de dólares. La lección es clara, no hay recursos que alcancen, ni que en realidad cubran las pérdidas irreparables de la impunidad.